Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




domingo, 12 de marzo de 2017

Etapas

  Me pregunto en que momento uno termina una etapa y empieza otra. Los domingos desde hace ya mucho tiempo son días aprovechados intensamente. Me levanto temprano, leo los periódicos, todos, mientras desayuno, y el resto de la mañana suelo invertirlo en hacer algún tipo de actividad, un paseo en bicicleta, una vuelta por el centro, ir a alguna exposición... Si decido quedarme en casa, me abandono a mis libros y a la lectura hasta la hora de comer. Un domingo que no madrugo y no aprovecho en hacer cosas es un domingo perdido, antesala perfecta para empezar mal la semana de trabajo  al dia siguiente. 

  ¿Dónde quedaron los fines de semana de salir todos los sábados hasta las mil y levantarme a la hora de comer el domingo?  Y pensar que era una necesidad que ahora se ha convertido en pereza. Me gustaría ir hacia atrás y buscar el momento exacto, el día o la ocasión en que mis prioridades pasaron de un lugar a otro, y mis momentos de ocio cambiaron. Porque no es cierto que uno se canse de todo. Sigue gustándome salir, tomar algo en buena compañía, disfrutar de una noche de fiesta. Me gustaría en fin, dar marcha atrás y comprobar en qué momento la etapa de salir todos los fines de semana dio  paso a la de disfrutar de mi tiempo de ocio de otra manera.

 Es curioso como uno conoce bien y sabe identificar todas y cada una de las etapas que ha vivido, ( y vive), en su vida, pero no necesariamente tiene conciencia del momento en que saltó de una a otra.  Especialmente cuando esas etapas no están asociadas a un acontecimiento vital, como el nacimiento de un hijo o algún hecho traumático.

 Lo cierto es que uno simplemente vive, y va pasando fechas del calendario llenando sus días con actividades y vivencias que lejos de lo que dicen los tópicos, no están sujetas ni a la edad ni a determinados convencionalismos, por mucho que socialmente se espere un comportamiento determinado según la circunstancias. Cada uno rellena páginas de un libro en blanco que solo podemos escribir nosotros mismos y que no siempre es una historia preconcebida de antemano.