Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 8 de enero de 2016

Por qué soy escéptico. 2

De entre todas las cuestiones que pueden ser objeto de debate, una destaca, capital, sobre culquier otra: la referente a la existencia de Dios. Unos se afanan en justificar su presencia sin mostrar datos probatorios y se escudan en la fe para argumentar su condición. Los del flanco opuesto hacen lo propio, avalando sus percepciones en la carencia de base empírica de los creyentes, pero, ¿Dan algún elemento de soporte definitivo, pueden asegurar que no existe realmente? Es ahí donde lejos de alejarse de los religiosos, más se unen al parecer de aquellos. Convierten en verdad de fe, la no existencia de un ser del que nada pueden decir. Parece lo más sensato ante semejante tesitura, no negar la mayor a ninguno de los dos, pero tampoco asomar como seguidor de alguna de sus teorias. Dios, con la verdad que los datos objetivos pueden dar es una posibilidad, nunca una realidad, al menos hasta ahora.