Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 2 de mayo de 2014

Que boten las urnas



- ¿ Ya sabes a quien vas a votar el día veinticinco?

Silencio momentáneo por parte del receptor del mensaje. Pone cara de circunstancias. Por momentos parece que le hubieran hablado en arameo. Su gesto que refleja apuro, repentinamente se relaja, señal inequívoca de que ha captado la información y su mente dispone de material para atender a la petición del emisor. Tras un breve suspiro y cabeceo nervioso, mira a su oponente y le contesta con otra pregunta.

- ¿ Pero, no era la final el veinticuatro?

 Fin de semana de pasión, Nada que ver con la vivida hace apenas unos días en vísperas de la Pascua. Paradojas del destino. En un mismo fin de semana, se dirimen dos batallas, una política y otra deportiva. La segunda eclipsará a la primera, como siempre ocurre en este país que vive por y para el fútbol. Digno sucesor del circo romano y los toros tal y como lo percibía Machado en su visión del país.

 El fin de semana en que todas las miradas deberían estar  puestas en Estrasburgo, contará con la atención del populacho dirigida hacia la capital de Portugal. Sede del evento deportivo del año, aquel que nos hace felices aunque las cosas sigan viniendo mal dadas. Hordas de forofos enfervorizados, cruzaran la frontera ibérica, ansiosos de disfrutar del evento entre los eventos. Se aprestarán a pasar  la jornada de reflexión deambulando por los aledaños del coliseo lisboeta donde tendrá lugar el acontecimiento del año, que digo del año, del milenio.


                                       "La España de charanga y pandereta
                                        cerrado y sacristía,
                                        devota de Frascuelo y de María..."


 Con estas espectativas. ¿ A quien le puede importar lo que decidan las urnas? Si total, son cuatro politicastros que hacen y deshacen a su antojo, sin importarles lo que podamos opinar a través de los sufragios...

 Curiosos tiempos los que vivimos. Pan y circo decían los romanos. Los emperadores mantenían al populacho contento, tratando de tener sus barrigas llenas y dando espectáculo en el circo, que sirviera de divertimento para las masas. Ahora, tras unos cuantos siglos de civilización, mantenemos intacto el ideal que aquellos pusieron sobre la mesa, pero poniendo en tela de juicio y manteniendo en el alambre ese pan que cuesta conseguirse día día. Pero no pasa nada. Seguiremos siendo felices gracias a esas gestas deportivas que más que ocio son un alimento para el espíritu.

 España iletrada, que confundes el amor al deporte con la realidad y que escondes tus penas con las gloria de tus ídolos futboleros. No te imaginas la frustración que tu actitud despierta desde tiempos pretéritos. Disfruta de tu fin de semana luso. Calienta motores en los días que quedan para el gran acontecimiento. Refugiate en tu fervor casi enfermizo por tus colores y mira hacia otro lado cuando salga a relucir el debate politico y se hable de lo que Europa se juega en estas elecciones. Vive en tu mundo y gástate lo que no tienes por ir a ver un partido de cuyas entradas dan cuenta los mercenarios de UEFA a precio de Jabugo... Esa es la imagen perfecta que puede y debe transmitir este país al mundo. La de un país entregado a sus equipos pese a sus seis millones de parados. Si Jovellanos levantara la cabeza..

 Un bote, dos botes, votante triste y aburrido el que no bote...