Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 28 de marzo de 2014

Vintage Suarez

Semana de nostalgias, de regresos al pasado; ¿Motivo? A cuenta del fallecimiento del primer presidente del gobierno de la España democrática.

Ahora lo llaman moda o estilo vintage. Ese es el modo como se denomina la vuelta a tendencias, usos y objetos de cuyo existencia dejamos de dar cuenta hace tiempo y que ahora vuelven a estar en primer plano. Se ve en la ropa,en complementos, (no deja de ser asombrosa la vuelta a la moda gafa pasta en todas sus variantes) y en objetos de todo tipo e índole. La teoría del eterno retorno tiene en esta ultima expresión una curiosa forma de manifestarse.

 Tiempo de recuerdos. Atrás han quedado los balances económicos, las reflexiones históricas; las comparaciones políticas y no políticas entre unos años y un tiempo que ya no están y que apenas si tienen eco o reflejo en la España actual. Algunos de los dilemas y problemas de entonces siguen de muy viva actualidad pero en conjunto aquella España nada tiene que ver con esta, subida al tren del progreso y la modernidad a marchas forzadas y casi con calzador.

 No he podido evitar recordar cómo era yo entonces, apenas un mocoso de algunos años que se quedaba obnubilado viendo en la tele los debates entre políticos. Aun tengo vívido el recuerdo de las primeras elecciones generales celebradas libremente allá por el año 1977.

 - ¿Quienes son estos papa? Recuerdo que pregunté a mi padre cuando se le acercaron unos señores con banderolas de un partido político con la idea de ofrecernos propaganda política.

- Estos son los malos, el bueno es Suárez; así de contundente me contestó mi padre quien, eso si, muy educadamente recogió los panfletos que aquellos hombres malos nos trajeron ( incluida una pegatina de un puño cerrado con una rosa, que yo sutilmente escondí y que acabé pegando en una furgoneta de reparto de correos... Apenas tenía cinco añitos y ya sabía quien era Suárez.


 Evidentemente he crecido, madurado y cambiado, y mis opciones políticas personales quedan seguramente un poco lejos de los planteamientos de aquel hombre por el que mi padre sentía una devoción casi enfermiza. El pasado domingo se fue tras padecer una penosa enfermedad que anuló su mente dejándolo fuera de juego, pero siempre quedará su granito de arena en la consecución del objetivo de dar a este país un régimen de libertades, para lo cual su contribución fue además de necesaria,  fundamental.

 Descanse en paz quien ayudó a que fuera posible la concordia, aunque siendo esto España, eso solo durase un ratito.