Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 27 de septiembre de 2013

Cambio de Horario

 En medio del vendaval político-económico en que nos hayamos inmersos, otra cuestión un tanto curiosa ha decidido abrirse un hueco para terciar en el debate colectivo, y es que el famoso una hora menos en Canarias puede tener los días contados; la cuestión de un posible cambio de horario para adaptar el local peninsular al del Meridiano Cero está ya en fase de estudio, tal y como se deduce de las palabras del Ministro de Economía, De Guindos, que se remite con ello a un informe publicado en el Boletín Oficial del Estado  con fecha del 26 de  Septiembre de los corrientes, que se hace eco de los trabajos que al efecto esta realizando la  Comisión de Igualdad para el Estudio de la Racionalización de Horarios, Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Laboral y la Corresponsabilidad.

 Detrás de este ampuloso nombre, como viene siendo habitual en la práctica política y jurídica, se esconde un grupo de trabajo que pretende realizar los pertinentes análisis que inviten a reflexionar sobre la conveniencia de adoptar el huso horario que ya en España tiene la Comunidad Autónoma Canaria.

 Adoptado el actual desde 1942 por el gobierno de la dictadura con el objeto de adaptar el horario español al del régimen nazi, durante setenta años hemos venido adaptando nuestro horario en base a cuestiones de índole principalmente económica, dada la necesidad de aprovechar las horas de luz solar con el consecuente ahorro de energía. Además de esta razón, otras cuestiones de índole más personal están sobre la mesa como el siempre sensible tema de la conciliación entre vida familiar y profesional, cuya adaptación requiere de un compromiso y voluntad de acuerdo entre trabajadores y empresas dentro de un marco regulador amparado por la legislación del Estado.

 Son muchas las cuestiones que pone esta propuesta sobre la mesa :  ¿Afectaría a nivel empresarial de un modo significativo atrasar una hora el reloj?, ¿Ahorraríamos en energía lo suficiente como para justificar el cambio?

 Particularmente tengo una opinión un tanto escéptica. Obviando las cuestiones familiares que no me afectan, apenas si creo que pueda tener un significativo efecto en el mundo empresarial cuyas practicas se han de acomodar siempre a las necesidades de unos clientes y de sus horarios. Quedan dudas en lo relativo a la adaptación al horario solar y las posibles mejoras en el siempre complicado tema del gasto energético. Cualquier informe que presente datos y cifras objetivas de ahorro en esta cuestión tendrán mi beneplácito en cualquier caso. todo lo que suponga ahorro en época de grandes carestías debe ser siempre mas que bienvenido.

 Falta solo por comprobar si los biorritmos se verían afectados o no por el cambio. En ese tema tengo grandes reservas. Como a mucha otra gente el cambio de hora que se avecina en fechas venideras me produce cierta tristeza al ser los días más cortos y ser por ello, menos las horas en que uno puede tener luz y claridad. Aun así y dada la necesidad de adaptarse, uno continua con su vida cotidiana aceptando los cambios.

 En fin, he querido hoy dedicar mi comentario a esta curiosa iniciativa que no sabemos que conclusiones nos deparará. Sea como fuere puede poner punto y final a la existencia de dos horarios diferentes como siempre hubo hasta la fecha. En caso de hacerse efectivo, tal y como ocurrió con la entrada en vigor de la moneda nueva, del euro, no faltarán voces discrepantes que independientemente de las consecuencias que arriba se señalan protesten por el simple hecho de quitar algo que siempre ha estado ahí. Para las nostalgias de todo tipo siempre hay gente. Veremos que pasa.