Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 12 de abril de 2013

Una vuelta por el pasado

 Viernes, un nuevo fin de semana está a las puertas y en esta ocasión el tiempo atmosférico parece poner de su parte. Hace apenas tres semanas que hemos estrenado estación, pese a  los continuos chaparrones y las rachas de viento no dan excesiva tregua a un personal deseoso de cambiar el fondo de armario.

 Con esta climatología que invita al asueto y al paseo, me resulta oportuno proponer plan de ocio para amantes de museos y de la cultura antigua.

 Instalado en el Paseo del Pintor Rosales desde finales de la década de los sesenta, El Templo de Debod  se erige orgulloso en mitad de un parque que sirve de antesala a la Casa de Campo de cuya ubicación y vistas puede darse buena cuenta a espaldas del monumento egipcio. Trasladado junto a otros resto sitos en otras zonas del mundo a raíz de la construcción de la Presa de Asuán, cuyo perfil y diseño hubiera condenado a estos restos a verse anegados por el agua, al igual que otras edificaciones como la de Abu Simbel, construida en tiempos de Ramses II y cuyo cambio de ubicación setenta metros más arriba de su original emplazamiento supusieron una de las obras de ingeniería/arqueología más fascinantes de la historia; todo en pos de la meta de poder enseñar al mundo con todo su esplendor una de las grandes refencias de la cultura egipcia, cuya atracción y fascinación, a partes iguales perdura incólume con el paso de los años.






 La visita, a la par que gratuita, permitirá en apenas media hora contemplar el interior de un templo de culto adornado por maravillosos bajorrelieves conservados en magnífico estado y de cuyas explicaciones podrá uno proveerse al gusto con las indicaciones que pueden encontrarse en el recinto. Parece cosa de magia poder contemplar unos restos de tal calibre en estos parajes, tan lejos de su emplazamiento original en Nubia.

 Y ya metidos en harina podríamos darle continuidad a  esta sugerencia de vuelta al pasado, también con carácter gratuito, con una visita al Caixa Forum Madrid  para contemplar la valiosa exposición que sobre Mesopotamia, denominada Antes del diluvio, tiene lugar en la sede del Paseo del Prado. Repleta de muestras sobre una de las culturas más enigmáticas de la historia, pueden contemplarse restos de estelas, figuras, abalorios y materiales de construcción encontrados en la zona entre el Tigris y el Eufrates.


 Echo un nuevo vistazo a las previsiones meteorológicas y confirman los tan preciados pronósticos de buen tiempo... y sol; qué mejor manera de disfrutar del primer fin de semana real de la recién estrenada primavera dedicando nuestro ocio a contemplar maravillas del arte y la historia, importadas temporal y definitivamente desde las tierras de oriente bañadas por el sol.