Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 30 de noviembre de 2012

Blogueros

 Cerca de nueve meses, desde que un buen día de marzo me decidí a abrir este espacio, son los que han transcurrido desde que anoté la primera entrada ( post, como dicen los que están versados en estas lides), en este blog. La proximidad de un nuevo cumpleaños, especial dado el cambio de década, inspiró su nombre Sunset Cuarenta, ahora que uno empieza a ver caer los días desde la atalaya que suponen los cuarenta recién cumplidos.

 Durante estas semanas y de un modo que he pretendido fuera lo más regular posible, casi siempre los viernes, he dejado que diferentes temas tuvieran eco entre el pequeño número de lineas que suelen ocupar mis pequeñas reflexiones de las que hago participes a un pequeño grupo de afectos que no solo las
leen con interés, sino que, además, aprovechan esas lineas para, con sentido crítico exponer sus propios puntos de vista; es obvio que el tema central de mis reflexiones suele ir encaminado hacia el siempre inquientante mundo de la política, cuyos ires y venires siempre dan juego para el debate, la crítica y los comentarios apasionados.

 En todo este tiempo he tratado de ser objetivo, expresando mi punto de vista sobre cualquiera de los temas aquí planteados, siempre desde el respeto, la coherencia y la congruencia con mi punto de vista y mis planteamientos personales.

 Buena parte de la labor de confección de un pequeño texto pasa por dedicar un buen periodo de tiempo a una tarea que nunca se releja en los escritos: esa labor pasa por documentarse, extrayendo información de cuantas fuentes se tengan al alcance: periódicos, revistas, enlaces de internet, otros blogs, etc. Siempre buscando la mayor de las certidumbres a la hora de comunicar datos objetivos, que, por tanto son verificables y que de no actuar así pueden llevarnos a propagar el libelo en el intento de transmitir a través de este medio nuestras ideas y opiniones.

 Hoy gracias a la sugerencia de un buen amigo y a través de las redes sociales, he tenido conocimiento de uno de esos espacios privados en que cada cual cuenta lo que quiere y le parece oportuno, otro blog en el que el titular publicitaba su nueva entrada haciéndose eco de la reciente publicación de las memorias de un expresidente del gobierno. Desde hace unos días circulan unas lineas relativas a ese libro que están causando mofa, sorpresa y estupor a partes iguales.

 Para mi sorpresa el bloguero responsable comentaba que le habían asegurado que ese pasaje pertenecía al libro en cuestión, pero que ni mucho menos lo había leído, adornando esto con toda clase muestras de desprecio que consideraba necesarias para desvincularse de la figura del autor, a cuya critica exacerbada iban las lineas allí expresadas.

 Que duda cabe que un blog es ante todo un espacio privado, en el que cada cual puede decir lo que crea como lo crea oportuno. La empresa titular del espacio gratuito al cual nos hemos apuntados todos para disponer de este sitio virtual de un modo gratuito es la que llegado el caso, podría plantearse censurar algún tipo de comentario de los que allí se exponen, pero eso no es la raíz del asunto. Lo verdaderemente cuestionable es comprobar cómo hay gente que publica sin asegurarse tan si quiera del material que expone.

 Internet es una puerta infinita, permite poner al alcance de cada cual multitud de datos a la vez que permite conectarse como nunca antes hubiesemos imaginado a personas que gracias a ello han podido relativizar el espacio físico que ocupan. Ahora una simple conexión y un dispositivo apto permite poner a tu alcance todo lo que quieras y más. Internet es por todo ello una oportunidad; lo que nunca debería ser es terreno de abono para la mediocridad, el insulto o simplemente la falsedad. Qué duda cabe que cada cual  ha de gestionar su espacio, pero dentro de unos niveles de rigor, solo así conseguiremos que la red no siga por el camino de convertirse en un basurero virtual.