Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 27 de abril de 2012

Sabotajes de nueva Generacion

      Que la red ha cambiado las reglas del juego, es un hecho. Que el poder de convocatoria que tiene cualquier ciudadano de a pie ahora con un simple smartphone supera con creces las viejas herramientas de movilización, no sorprende a nadie; Internet ha vencido al pasquín y la octavilla; al teléfono y la reunión en los claustros...

      Vivimos tiempos difíciles que están obligando a la gente a posicionarse ante situaciones antes desconocidas. La bonanza de estos años pasados parece ahora un sueño efímero, y situaciones aparentemente superadas vuelven a perfilarse como sombras y amenazas que quitan el sueño a todos. Nadie esperaba que a estas alturas un guión tan demoledor volviera a escribirse. Un guíon que lejos de ofrecer certidumbre, solo nos trae, paro, pobreza y miedo, mucho miedo.

      Tal vez por eso, porque nadie esperaba un desenlace tan agónico, ni menos aún un horizonte tan oscuro, tal vez por eso se están recogiendo manifestaciones de protesta y rechazo hasta ahora nunca vistas. Son como ramalazos imprevistos, organizados mediante internet que obtienen grandes seguimientos en apenas poco tiempo y que buscan el efecto mediático a toda costa. La psicología de masas y la sociología en su conjunto están ya etiquetando y dando matices teóricos a este nuevo fenómeno.

      Preocupan las posturas que por razón de estos acontecimientos se están observando. Los actos de sabotaje que en algunos casos ponen en peligro la integridad de personas ajenas a las convocatorias de protesta. No todo ha de valer para sacar a relucir el malestar, y para colmo de males, las iniciativas gubernamentales que pretenden registrarse para prevenir  acciones violentas, lejos de atajar el problema alimentan dudas sobre su pertinencia y utilidad. Catalogar de algaradas a todas las manifestaciones y actos de protesta que se producen vía internet puede llevar a la larga a limitar el derecho de expresión.


     Necesitados estamos de luz para este tránsito dificil.