Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




viernes, 6 de febrero de 2015

Entre dos tierras

Te puedes vender
Cualquier oferta es buena
Si quieres poder
Que fácil es
Abrir tanto la boca para opinar
Y si te piensas echar atrás
Tienes muchas huellas que borrar...


Eso opinan muchos sobre lo que ha venido haciendo el PSOE en estos últimos años en que la debacle de la social democracia en general, no solo a nivel interno, sino en toda Europa, ha dejado espacios a esa especie de social liberalismo que lejos de crear instituciones de consumo colectivo, negocia apenas unas minucias en forma de fondos asignados para partida sociales, con el objeto de hacer frente a servicios hasta ahora considerados como básicos y de primera necesidad...


Déjame, que yo no tengo la culpa de verte caer
Si yo no tengo la culpa de verte caer
Pierdes la fe
Cualquier esperanza es vana
Y no se que creer
Pero olvídame, que nadie te ha llamado
Ya estás otra vez...


Por la vía de los sevicios públicos es por donde está produciéndose la gran debacle. Servicios que al ser universales y responder a  unos mínimos criterios de calidad y solvencia, se caracterizan por sus elevados costes. ¿ Cómo financiarlos? ¿ Vía impuestos, o pagándolos cada uno de su bolsillo?  La derecha académica e intelectual cuenta con una amplia panoplia de personalidades ( quizá destacándose el Nobel Friedman  a la cabeza), que desde hace años con escasa sutilezas, vienen zarandeando las estructuras de un sistema, welfare state que consideran inasumible en lo económico e inaceptable en lo social y moral; el que quiera algo que se lo trabaje, considerando inapropiadas las asignaciones que se hagan al mismo. Nada de crear estados asistenciales que alimentan el absentismo a todos los niveles y reducen las expectativas de los colectivos que apuestan por la meritocracia como sistema de alcanzar parabienes y beneficios...

Dejame, que yo no tengo la culpa de verte caer
Si yo no tengo la culpa de verte caer
Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar
Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar...

Y mientras por el otro lado la izquierda contestataria aprovecha la coyuntura y la falta de brío y reacción  política para dar sus hachazos  y aprovechar las carencias del otrora gran partido de la izquierda ahora vendo a menos. Independientemente de la dicotomía izquierda- derecha, principal precursora del debate y la confrontación política,  es la disputa por alcanzar la mayoría en los espacios de izquierdas la que más encarnizadas luchas ha protagonizado en la política española, a diferencia de una derecha asentada desde principios de los años noventa, sin apenas fisuras y con escasas pérdidas de apoyo, que apenas se canalizan vía partidos nacionalistas o experimentos estatales de escasa afluencia y futuro.

...Déjalo ya
No seas membrillo y permite pasar
Y si no piensas echar atrás
Tienes mucho barro que tragar...


 Es el momento de cuestionar las estructuras de estado, de finiquitar un estado de bienestar que cada vez menos bienestar produce, que encima es caro e injusto, que para colmo se asienta sobre una economía de mercado cada vez más liberal y menos comprometida con los ciudadanos. Es la hora de apostar por la renta de ciudadanía, por repartir más y mejor lo que se tiene, por poner barreras a las políticas de austeridad y limitación. Esta nueva izquierda lo tiene muy claro...


Dejame, que yo no tengo la culpa de verte caer
Si yo no tengo la culpa de verte caer...

 Y de resultas de todo ello, Partido Socialista, ¿En que tesitura te encuentras ? Estás...


Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar
Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar...


¿Tienes claro tu enemigo?  Entre dos tierras estás. Dura es la disputa y doble es la confrontación a la que tienes que encaminar tus pasos futuros: Disputar la mayoría al enemigo tradicional, opuesto histórico al que te has enfrentado en innumerables  escenarios electorales, aunque ahora se muestra envuelto en la bandera de la modernidad tecnólogica que manifiesta a través de un mensaje repetido y machacón que a modo de jaculatoria se reproduce en los medios digitales,  y mantener el dominio y hegemonía en el campo ideológico de una izquierda, donde nunca antes había estado tan difuminada la mayoría y tan comprometido en quien iba a caer su liderazgo...

Déjame, que yo no tengo la culpa de verte caer
Si yo no tengo la culpa de verte caer
Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar
Entre dos tierras estás
Y no dejas aire que respirar.


Canción profética la de Héroes del Silencio. Sirva este pequeño homenaje a uno de los grandes grupos de mi adolescencia para escenificar mi parecer sobre la actualidad política. Como es mejor oírlo que leerlo, aquí os dejó tan maravilloso tema:

https://www.youtube.com/watch?v=LkucM3w7knw