Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




martes, 12 de agosto de 2014

Cerrado por vacaciones

 Serán apenas unas semanas, las que nos quedan por quitar del calendario de agosto y algunos días de inicios de septiembre. Cierro temporalmente el chiringuito por necesidad de descansar algún tiempo, también en esta faceta de tratar de comentar asuntos de interés, como vengo haciendo habitualmente.

 Quizá el mayor descanso venga de no estar pendiente de atender al blog al final de cada semana; de una manera inevitable sientes la obligación de escribir algunas lineas ya que en eso fijaste tu compromiso: en divulgar de una manera regular y constante tus ideas a través de sucesivas entradas que acaban publicándose por este medio.

 Hacer un alto en el camino, de cuando en cuando siempre es saludable; no por necesidad de renovar temas, (desgraciadamente este blog encuentra un filón irresistible al hablar de política más de lo que debiera y de lo que tenía pensado en un inicio), sino por necesidad de renovar contenidos y enfoques. De lo que se trata es de hacer una parada y fonda con la idea de reactivar las lineas maestras de trabajo y el interés en seguir plasmando negro sobre blanco, mis ideas, inquietudes y mi peculiar forma de entender la vida.

 Me comprometo con vosotros en trabajar más seriamente la parte literaria de este blog. Son demasiadas las entradas que se hacen eco de alguno de los temas más candentes de la actualidad. Es inevitable sentirse tentado a expresar en unas lineas qué se piensa de un hecho concreto, pero el hacerlo de forma continuada, resta calidad intelectual a este espacio, tal y como se deriva de la comodidad que conlleva el dar tu punto de vista sin más elaboración que las impresiones que te causa el acontecimiento sobre la marcha. Por un lado es un modo de retratarte; es como una foto fija del momento que saca a relucir no sólo tu estado de ánimo, sino también tu modo de entender tu contexto, al que te ciñes de un modo u otro según vengan dadas las circunstancias. Plasmas en esa foto tu concepción del mundo, con la certeza de que al hacerlo sueltas ese lastre necesario de expresarte y decir a los demás cómo piensas y cómo ves las cosas, sean las mismas bien vistas o compartidas por quienes tienen la paciencia y consideración de leerte.

 Necesito darle una vuelta de tuerca a eso. Plantearme las cosas de otro modo, buscar el modo de realizar trabajos más elaborados y sofisticados, más en la linea de lo que pretendí desde el inicio al empezar esta faceta creadora y... literaria.  Buena parte de mi silencio de estas semanas irá destinado a buscar el modo de acceder a ese objetivo. Veremos por donde van los tiros.

 Ese es mi compromiso,así que por ahora clausuro temporalmente mis entradas por descanso y reflexión. Que este sea lo suficientemente reparador y provechoso como para darme nuevas ideas y nuevos contenidos. No nuevos bríos ni ilusiones, ya que mis ganas por escribir están intactas, como el primer día.

Así sea, Así os lo cuente a partir de septiembre.

 Buenas vacaciones chicos.