Motivación existencial

Ricón para pequeñas reflexiones ahora que las puestas de sol se ven desde los cuarenta...
por Dondo Moreno




miércoles, 6 de febrero de 2013

Criminal

 La imagen ha corrido como la pólvora a través de las redes sociales y de los medios, como si su divulgación fuese una bocanada de aliento necesaria tras sufrir un ataque de nervios provocado por  un hecho indignante. De una manera casi instantánea, la imagen de la representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca  (PAH)Ada Colau, llamando criminal al dirigente de la banca española por su resistencia a cambios en las normas sobre hipotecas y desahucios, anoche en el congreso en la comisión parlamentaria organizada con vista a debatir sobre el problema de las hipotecas, ha supuesto un grito unánime por parte de tantos y tantos ciudadanos que están afectados por el problema y por otros muchos que sin estarlo, o conocen a gente implicada o simplemente sienten escalofríos al ponerse en el pellejo de los demás, natural mecanismo de concienciación que durante mucho tiempo ha permanecido adormecido y que ahora, a cuenta de tanta desgracia y desatino, parece reverdecer devolviéndonos un poquito de humanidad.

 Dicen las crónicas de lo acaecido anoche en la Carrera de San Jerónimo, que excepto el representante de ICVJoan Coscubiela,  el resto de parlamentarios afearon con sus gestos el comentario; incluso el presidente de la comisión Santiago Lanzuela, le pidió que retirara lo dicho, negándose la interpelada a hacerlo.

  Somos seres humanos; o al menos eso es lo que siempre nos han vendido en tanto en cuanto somos falibles y usamos nuestras reacciones como mecanismos de defensa y desahogo; más aun si cabe cuando se vive una situación tan atenazante que solo puede derivarse en tensión y amargura ante la falta de respuestas y soluciones. Anoche la presidenta de esta asociación, de un modo un tanto vehemente, quiso significar su rechazo a la actitud siempre fría y calculadora de la banca que lejos de mostrarse compresiva con el problema generado, limitó su intervención en la comisión aduciendo que los desahucios han venido provocados por la crisis económica y no por el sistema hipotecario que es eficaz. Rodríguez Pellitero utilizó esas manifestaciones en clave de advertencia ante los previsibles cambios legislativos que sobre esta materia se están preparando. 

  Hoy no es mi intención hacerme eco de este debate, ni de cuales puedan ser las posibles opciones de solución al problema; las cartas están sobre la mesa hace tiempo y solo con un poco de voluntad llegarán a buen puerto cuantas iniciativas se consideren para dar cobertura a tan terrible problema; esto es simplemente un pequeño gesto de asentimiento, de reconocimiento de solidaridad gracias a  esa casi insignificante palabra que, en cambio, tiene una gran emotividad pronunciada en ese contexto; anoche fuimos muchos los que como Ada, soltamos la indignación con un simple criminal.





 http://www.blogger.com/blogger.g?blogID=8768435270001730411#editor/target=post;postID=7637426845835872704